Quedarse embarazada en enero. Todo lo que debes saber de tu embarazo

¡Enhorabuena por tu embarazo! Así será la gestación trimestre a trimestre

Beatriz Martínez

¿Quieres saber un secreto? No hay un momento perfecto para quedarse embarazada. ¿No te lo crees? Piénsalo un poco. Tu carrera profesional, la estabilidad con tu pareja, las ganas de mudarse a otra casa más grande, los viajes, las duda... Y un sinfín más de opciones que se te pasan por la mente cuando piensas en tener un bebé. Lo mismo ocurre si te pones a planificar mirando el calendario cuándo concebir: frío, calor, vacaciones... Y demás rutinas que se dan a lo largo del año.

Por eso, querida futura mamá, quedarse embarazada en enero es tan bonito e ilusionante como concebir en cualquier otro momento del año. Por eso, hemos elaborado una guía con todo lo que debes saber sobre tu embarazo: cómo te irá trimestre a trimestre, qué supone que la fecha de parto aproximada sea octubre... ¿Empezamos?

Lo bueno y lo malo de quedarse embarazada en enero

Es buena idea quedarse embarazada en enero

Utilizando las calculadoras de concepción y días fértiles quedarte embarazada te resultará más sencillo. Vamos a ver esto con fechas aproximadas... Ya sabes que no es lo mismo quedarse en estado el primer día de enero que el último, pero sí que habrá una serie de características comunes... ¡aquí las tienes!

- El primer trimestre de embarazo será de enero a marzo
Si te has quedado embarazada en enero, quiere decir que el primer trimestre acabaría en marzo, lo que es una buena noticia porque vas de cara al buen tiempo. Sí, vas a estar embarazada en pleno invierno, pero al principio la barriga no crece mucho, por lo que te vas a librar de comprarte un abrigo especial de pre-mamá. Es posible que haya muchos días de lluvia, solo tienes que tomártelo con calma y pensar en las cosas buenas que vas a vivir. Por cierto, ¡cuidado con los resfriados!

- El segundo trimestre irá de abril a junio
Las náuseas propias de los primeros días de gestación van quedando atrás... Los días y las tardes de sol se dejan ver, así como una barriga incipiente que crece poco a poco. Durante este trimestre, es habitual tener ciertas molestias como, por ejemplo, el estreñimiento. ¡Recuerda vigilar la alimentación y beber agua! Tendrás más ganas de orinar... pero evitar aguantar las ganas.

Aunque no lo parezca, todo son buenas noticias, o al menos es así como tienes que verlo. Ten preparada toda la ropa que necesitas para ir cómoda y sentirte bien durante este segundo trimestre de gestación.

- Tercer y último trimestre de embarazo, de julio a septiembre
Quizás sea el trimestre de embarazo más pesado para ti. Tu vientre crece cada vez más, tus movimientos se vuelven más lentos y el calor amenaza con no dejarte dormir ni de día ni de noche. Intenta verlo desde otro punto de vista, podrás llevar ropa ligera, la piscina y el agua del mar son una opción perfecta para refrescarse y, si te cuesta dormir por las noches, tal vez te ayude a conciliar el sueño dar un paseo por las calles de la ciudad al lado de tu pareja.

Recuerda ponerte crema solar de calidad para proteger tu piel, beber abundante agua, no salir a la calle cuando más aprieta el sol y recuerda también echarte crema hidratante cada noche, ya sabes que las temperaturas extremas de frío o calor favorecen la aparición de estrías.

Y el parto llegará en... ¡octubre!

Como te decíamos antes, si tu embarazo comenzó en enero, lo más probable es que tu pequeño nazca en octubre. En cualquier caso, si quieres calcular de una manera algo más precisa cuándo va a nacer tu hijo, a partir de la fecha de concepción, puedes utilizar nuestra calculadora de la fecha del parto.

¿Qué supone dar a luz? Pues que por fin vas a ver su carita, le vas a coger en tus brazos y le vas a dar todo el amor que tienes dentro de ti. ¡Y que octubre se convertirá en tu mes favorito del año porque te ha traído a tu bebé!

El tiempo aún te va a acompañar puesto que el clima de otoño es perfecto para pasear antes de que haga demasiado frío. Pensar en pasar el invierno con un recién nacido puede sonar poco alentador, así que nuestro consejo es que te tomes las cosas con calma, te apoyes en tu seres queridos y disfrutes de cada momento que vas a vivir con tu bebé.

¡Ni que decir tiene que la primera Navidad con tu hijo será de lo más emotiva para toda la familia!