Magia en verano. Cuento infantil para las vacaciones de los niños

Un cuento infantil para leer a los niños en los calurosos días de verano

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

En verano los niños tienen más tiempo y también más calor. Seguro que algún día echan de menos el frío invierno. Es el momento ideal de leer con ellos este cuento: 'Magia en verano'. 

Disfruta en verano con este cuento para las vacaciones de los niños, 'Magia en verano'.... ¡A tu hijo le encantará!

Magia en verano. Cuento infantil para las vacaciones de los niños ideal para días calurosos

Magia en verano, cuento para las vacaciones de los niños

Era verano y hacía tanto calor que todos los niños del pueblo añoraban el invierno con su nieve fresquita. Trataban de refrescarse todas las tardes en el río, pero según salían del agua, empezaban a sudar. Además, por las noches apenas podían dormir y después de pasarse horas y horas dando vueltas en la cama, acababan levantándose de mal humor.

La más anciana del lugar, doña Úrsula, sabía cuál podía ser la solución: propuso a los niños subir al atardecer a la montaña Picuda para visitar al mago don Teófilo.

Los pequeños tenían miedo de acercarse a la montaña porque por las noches procedían de ella ruidos extraños y, además, siempre habían escuchado que don Teófilo no era mago, era un loco.

- “Claro que es un mago. Y de los mejores. Tiene más de 500 años y ha viajado por muchos mundos aprendiendo todo tipo de magia”, les explicó doña Úrsula algo molesta.

Los niños, junto a doña Úrsula comenzaron la excursión al atardecer como había sido programada. El ascenso fue difícil y más de uno temió no encontrar el camino de vuelta. Finalmente llegaron a la cima y allí, en la copa de un árbol, había una casa enorme de muchos colores.

Doña Úrsula pidió al mago don Teófilo que hiciera su conjuro mágico para demostrar a esos incrédulos pequeños lo grande que él era. Sobre una gran hoguera dijo unas extrañas palabras y fue entonces cuando todos los niños comenzaron a elevarse y flotar sobre las nubes. Asombrados empezaron a jugar a tirarse bolas de algodón de nube como si de nieve se tratara. Fue una tarde muy fresquita.

Desde entonces, todas las tardes los niños del pueblo visitaban al mago don Teófilo para lanzarse bolas de nube. Y, por las noches, escuchaban los cuentos y leyendas de doña Úrsula con los que rápidamente se quedaban dormidos. Sin duda, fue un gran verano.

Preguntas de comprensión lectora para los niños

Ayuda a tu hijo a mejorar su atención y concentración haciéndole algunas preguntas sobre la historia que acabas de leer. Pueden servirte como ejemplo estas: 

1. ¿Qué estación del año era?

2. ¿Qué querían los niños?

3. ¿Cuál era la solución?

4. ¿Qué ocurrió cuando visitaron al mago?