6 semanas de embarazo

Semana 6 de embarazo. Información sobre el desarrollo del embarazo y el bebé en la sexta semana de embarazo

Desde el momento en el que el test de embarazo te ha confirmado que estás embarazada, todo un aluvión de sensaciones, dudas y miedos te asalta: ¿cómo será mi bebé?, ¿estoy embarazada de gemelos?, ¿qué puedo comer y qué alimentos he de evitar? En Guiainfantil te ayudamos a que a partir de esta, tu sexta semana de embarazo, tengas mucha más información sobre tu gestación.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

Tu cuerpo en la semana seis de embarazo

Durante el embarazo, tu cuerpo sufre toda una serie de cambios hormonales, físicos y metabólicos. Los más notorios son: el aumento del volumen de la tripa, pechos más hinchados, manchas en la piel, etc. 

En la sexta semana de embarazo podrías sentir la sensación de que las mamas han aumentado y que tus sujetadores habituales te oprimen. Una buena opción sería comprar unos sujetadores sin aros y de algodón.

Las náuseas y vómitos, uno de los síntomas más comunes entre las embarazadas, harán su aparición en estas semanas. Sin embargo, algunas mujeres, viven su embarazo sin ningún tipo de mareo. En caso de que te veas afectada por esta molestia, te ayudará realizar entre 5 y 6 comidas al día, consumir alimentos fáciles de digerir o beber abundante agua para mantenerte hidratada.

Otro de los síntomas que harán su aparición es el aumento de las ganas de hacer pis. La micción frecuente durante la gestación en esta etapa se debe a la aparición de hormonas placentarias y a que los riñones eliminan más fácilmente los residuos del cuerpo. 

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Bebé en la semana 6 de embarazo

Tu bebé ya mide entre 3 y 5 miímetros, tiene 4 semanas de edad y no llega a pesar un gramo. Comienza a esbozarse lo que será la nariz, ojos y boca. Su cabeza es sensiblemente mayor en comparación con el resto del cuerpo.

El corazón del embrión en la semana seis de embarazo está formándose y ya tiene 2 vasos sanguíneos. El corazón de un feto late muy rápido, no debes asustarte cuando te realizen la ecografía y escuches un latido a 150 pulsaciones porque es normal. De hecho a través de una ecografía podras ver una forma como de judía latiendo intermitentemente.

El crecimiento del bebe durante las primeras semanas es muy rápido, además. Sus órganos han de formarse y hay mucho trabajo que hacer. Por ello es recomendable que lleves una vida sana y una alimentación equilibrada para suplir todo este sobreesfuerzo que está haciendo tu cuerpo.

La salud y las emociones durante el embarazo

El embarazo es un período en la vida de la mujer en la que ha de extremar los cuidados y vigilar sus buenos hábitos. Para el buen desarrollo del bebé es importante eliminar totalmente el alcohol ya que hay estudios que confirman que es perjudicial para el bebé y reducir el consumo de la cafeína presente en el café y en muchos refrescos. La cafeína en grandes cantidades consumidas de forma habitual puede alterar el crecimiento del feto.

Te preguntarás en la semana seis de gestación si puedes medicarte durante el embarzo. Actualmente no hay fármacos totalmente seguros para administrar durante el embarazo, por lo que has de consultar a tu ginecólogo qué puedes tomar en caso de catarro, gripe, asma en el embarazo o cualquier otra dolencia que pueda afectarte.

Es un temor normal el pensar si tu embarazo se está desarrollando correctamente, incluso pueden surgir miedos ante las relaciones sexuales al pensar que puede afectar de alguna manera al bebé. No te preocupes, si tienes un embarazo normal, no hay razón para evitar tener relaciones sexuales con tu pareja. El útero está sellado por el tapón mucoso y además el bebé está protegido por el líquido amniótico. Sí puedes tener, en cualquier caso, una disminución del deseo sexual durante las primeras semanas de embarazo.

Dieta y alimentación para la embarazada

Dieta y alimentación en la semana seis de embarazo

La dieta de una mujer embarazada ha de ser variada y de calidad. En tu menú no han de faltar: legumbres, pescados, lácteos, carnes, frutas y cereales. Una vitamina fundamental en tu dieta debe ser el ácido fólico, que podría recetarte tu médico como suplemento pero que además encontrarás en: verduras de hoja verde o legumbres.

Sin embargo no olvides en la sexta semana de tu embarazo evitar las comidas muy grasas, azúcares o el exceso de sal y eliminar de tu dieta, sobre todo si has dado negativo en la prueba de la toxoplasmosis, los embutidos, carnes poco cocidas o crudas y, en general, cuaquier producto animal poco tratado. Para evitar la listeria, una bacteria que se encuentra en la leche cruda y que puede provocar malformaciones, evita la lecha y el queso sin pasteurizar.

Es básico que hagas tres comidas al día y, si sientes náuseas, aumentes a 5 raciones. Recuerda que en el embarazo has de comer para dos pero no comer por dos. El peso normal que ha de ganar una embarazada oscila entre los 12 y 14 kilos, una ganancia de peso excesiva o la no ganancia de peso podrían suponer un riesgo para el bebé. 

Curiosidades en la semana 6 de embarazo

¿Te preocupa que tu cuerpo cambie y no vuelvas a recuperar la figura? Debes saber que ganarás peso durante el embarazo y que tardarás alrededor de un año en que tu cuerpo vuelva a ser el mismo o al menos muy parecido. Tu figura no será la misma durante los primeros meses. Te será más fácil si ahora, desde la semana 6 de embarazo, llevas una dieta equilibrada y sana, caminas todos los días, bebes mucha agua e incluso practicas algún tipo de ejercicio para embarazadas.