Relación de la madre Capricornio con el hijo Leo

Cómo es la compatibilidad de la madre Capricornio con su hijo Leo

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Los hijos Leo son niños complicados de llevar. Su fogosidad y exceso de energía puede chocar con la tranquilidad de las madres Capricornio, sin embargo, la inteligencia y paciencia de Capricornio consigue superar todos esos problemas y conseguir una relación más que cordial con ellos.

Te contamos cómo es la relación de la madre Capricornio con el hijo Leo.

Cómo es la madre Capricornio

Relación de la madre Capricornio con el hijo Leo

La madre Capricornio es perfeccionista y le gusta ofrecer un hogar seguro para sus retoños.

Amante de la casa y la organización es uno de los signos que saben mantener más la estabilidad con sus parejas y en su familia. Le encanta tener agrupados a los suyos y es capaz de luchar por ellos con paciencia y tenacidad.

No hay problema que se le resista y es capaz de capear las adversidades con su esfuerzo, porque una vez que visualiza un objetivo nunca sucumbe, trabajando lenta pero constante.

Amante de la tranquilidad y las tradiciones, es tan inteligente como cabezota si no se la sabe llevar.

Cómo es el hijo Leo

Bajo la influencia de la estrella Sol, siempre quieren ser el centro de atención y brillan tanto como la fogosidad de dicha estrella.

Como buen signo de fuego, son niños impetuosos en exceso, rozando la cólera, e irascibles. Aprender a controlarse es una de sus asignaturas pendientes.

No saben estar solos, pero necesitan espacio, en una especie de relación  “ni contigo ni sin ti”.

Suelen imponerse en todos los sentidos de su vida, incluído con sus amigos, aunque, como suelen eclipsar a los demás con su brillantez, nunca les faltan compañeros de juegos.

Necesitan desfogarse al aire libre, ya que tienen desgastar su exceso de energía.

Compatibilidad de la madre Capricornio con el niño Leo

La impetuosidad de Leo asusta a la calmada y sobreprotectora madre Capricornio. Ella piensa que, en una de esas actitudes exaltadas, su hijo puede hacerse daño, pero los Leo tienen decenas de recursos para salir indemnes de todo tipo de trastadas.

La actitud extrovertida de Leo, su optimismo y valentía conmueve a la madre Capricornio, que a pesar de lo autoritarios que pueden llegar a ser estos niños, son capaces emplear toda su paciencia y tenacidad en entenderlos.

Es mejor tenerlos controlados, pero sin ejercer demasiado control sobre ellos, ya que necesitan su espacio, y nunca debemos ponerlos en evidencia en público por que se preocupan mucho de su imagen pública.

Son niños orgullosos a los que hay que tratarlos con tacto si no queremos que se alejen de nosotros para siempre, aunque el niño Leo no es rencoroso, y si le tratamos con mucho amor siempre le tendremos a nuestro lado.