Primer mes de embarazo. Etapas del embarazo

Desarrollo del bebé en el primer mes de embarazo

El cuerpo de la futura mamá empieza a enviar señales que confirman la sospecha de embarazo. La confirmación se hará a través de un test de embarazo convencional de venta en farmacias, que confirma el embarazo al detectar la hormona gonadotropina coriónica en la orina de la mujer, o mediante un análisis de sangre. 

El embarazo se confirma cuando en ambas pruebas se detecta la existencia de la Hormona Gonadotropina Coriónica Humana (GCH), que indica que un nuevo ser ha sido concebido en el vientre de la mujer.

Guía para el cuidado prenatal en el primer mes de embarazo

Primer mes de embarazo

Debido a los cambios hormonales en su cuerpo, la mujer embarazada puede experimentar fatiga, náuseas y vómitos, un aumento del volumen de los pechos, más ganas de orinar (debido a que el aumento del útero ejerce presión sobre la vejiga), alguna incomodidad pélvica, y un exagerado sentido del olfato. La acción de las hormonas también provocará inestabilidad emocional de la mujer. Aunque esté feliz por haber deseado al hijo que espera, también podrá sentirse nerviosa, insegura y miedosa.

Antes de quedar embarazada, complementa la dieta con ácido fólico o vitamina B9, ya que se ha comprobado que es muy eficaz para reducir el riesgo de los defectos congénitos del tubo neural, que afecta al desarrollo del cerebro y de la médula espinal. Visita a tu médico tan pronto como pienses que estás embarazada o en el primer mes de embarazo, ya que durante las primeras 8 semanas del embarazo se forman todos los órganos de tu bebé.

El primer mes de embarazo es una de las etapas del embarazo más importantes. Las primeras cuatro semanas son esenciales para el desarrollo del bebé, debido a que se está iniciando la multiplicación celular y por tanto la formación del bebé. Todo o casi todo lo que haga la embarazada repercutirá sobre la salud del bebé que lleva en el interior de su útero. Si fumas, lo más aconsejable es que dejes de hacerlo por el bien de tu bebé. Recuerda que su salud dependerá de la dieta equilibrada que sigas, de lo que te cuides y de tu estado emocional.

La fecundación marca el inicio del primer mes de embarazo

Feto en el primer de gestación

Tras la fecundación del óvulo por el espermatozoide, las células empiezan a dividirse y a multiplicarse. El huevo llega al útero y se implanta en la cavidad uterina. El cigoto que se ha formado con la información genética de las células de los padres sigue multiplicándose hasta formar un embrión. Éste va adquiriendo poco a poco el aspecto de un disco. Se forma el tubo neuronal y comienza a apreciarse una extremidad abultada: la cabeza.

Las hormonas del embarazo segregadas por el cuerpo de la mujer ponen en marcha un complejo mecanismo que será el encargado de proporcionar al embrión todo lo necesario para que pueda desarrollarse dentro del útero materno. El suministro de alimento es una de las prioridades y por este motivo, la placenta es uno de los primeros órganos que se forman gracias a una hormona llamada Gonadotropina Coriónica Humana, la hormona que se detecta en los tests de embarazo.

El embrión durante las 8 primeras semanas de embarazo

Durante las primeras 8 semanas del embarazo, el bebé es un embrión. Aparecen los botoncitos de las extremidades, que crecerán para formar los brazos y las piernas. El corazón y los pulmones se empiezan a formar. El corazón empieza a latir el 25º día. El tubo neural, que se convierte en el cerebro y la médula espinal, se empiezan a formar. Al final del primer mes de embarazo, el embrión mide aproximadamente 9 mm y pesa 0,5 gr. 

 

Las etapas del embarazo y desarrollo del bebé mes a mes

Desarrollo del feto

Primer mes

Desarrollo del feto

Segundo mes

Desarrollo del feto

Tercer mes

Desarrollo del feto

Cuarto mes

Desarrollo del feto

Quinto mes

Desarrollo del feto

Sexto mes

Desarrollo del feto

Séptimo mes

Desarrollo del feto

Octavo mes

Desarrollo del feto

Noveno mes