Categoría: Castigo

Cuando el niño es demasiado pequeño para el rincón de pensar

La triste realidad es que cuando los niños se portan mal, los gritos, los azotes, y los castigos siguen siendo, en general, las técnicas más usadas a la hora de aplicar los límites a los pequeños. Usarlos puede producir un efecto mágico, pero son un espejismo y solo funcionan de manera inmediata y por un corto espacio de tiempo.

Cosas que debes hacer antes de castigar al niño

Cuántas veces hemos dicho u oído la frase..."hasta que no regaño o castigo a mi hijo no me hace caso", " ya le he castigado con todo y sigue igual, no hace caso", "da igual que le castigue, parece que le da lo mismo, al rato está igual, no le hace efecto". 

El error de utilizar la comida como premio o castigo con los niños

Cuando pensamos en la comida, no solo pensamos en suministrar a nuestro organismo los nutrientes que necesita, sino que la comida presenta también un inseparable componente social y emocional, ya que disfrutamos de las texturas y sabores, y del tiempo que pasamos en la mesa con la familia. 

El error de castigar al niño a escribir algo 100 veces

"No volveré a molestar, no volveré a molestar, no volveré a molestar"... y así ¡100 veces! ¿excesivo verdad? pero es que además no sirve de nada y las consecuencias pueden ser todo lo contrario a lo que pretendemos.

Alternativas al castigo de los niños

La mayoría de los que hoy en día son padres han crecido en una educación basada en castigos. Se han desarrollado en un entorno donde los adultos tenían el poder y los niños debían obedecer. Han madurado como personas que creen que el castigo es el método adecuado para una correcta educación. Así, por lógica natural educarán a sus hijos como lo hicieron con ellos.

Cómo disciplinar y castigar a los niños según su edad

Los niños deben aprender que determinadas acciones que se llevan a cabo tienen consecuencias, y que a veces estas consecuencias no son agradables.

Castigar al niño sin hablarle es peor que castigarle con palabras

El castigo es una herramienta que ha sido usada por los adultos en la educación de sus hijos desde hace mucho tiempo. Debido a ello, su uso en la sociedad está normalizado. El castigo sigue siendo utilizado debido a su aparente inmediatez y eficacia a la hora de eliminar o corregir una conducta o comportamiento molesto o inadecuado.

Ocho alternativas para evitar pegar a los hijos

Ser padre es la tarea más complicada a la que te vas a enfrentar a lo largo de tu vida, y eso implica un nivel de estrés alto y desarrollar una paciencia a prueba de bomba cuando tus hijos te lleven al extremo. Entonces es cuando decides atajar, cortar por lo sano, das un cachete al niño y todos termináis con sentimiento de culpa y tristeza.

El sentimiento de culpa después de castigar a los hijos

Un modo de aprendizaje que se hereda generación tras generación es el de educar en la culpa; es decir, nos hacen sentir culpables por lo que habíamos hecho. Este es un modo de castigo rápido y muy arraigado del que es difícil desprenderse, a pesar de que tiene un trasfondo que a simple vista no vemos, que afecta a nuestra personalidad durante toda la vida.

El miedo de los niños a las regañinas de sus padres

A ningún niño le gusta que sus padres le riñan o le llamen la atención cuando se porta mal, y mucho menos, delante de sus hermanos, compañeros o amigos. Muchos de ellos temen las regañinas de sus padres y para evitarlas mienten o esconden sus travesuras todo el tiempo que pueden.

Castigos o límites para los niños

Muchos padres no sabemos qué hacer para que nuestros hijos se porten bien, pero ¿en qué fallamos? ¿Cómo conseguir que los hijos nos respeten? La psicóloga infantil, María Luisa Ferrerós, autora del libro ¡Castigado! ¿Es necesario?, propone alternativas educativas ingeniosas y eficaces para educar a los niños mediante una serie de consejos prácticos, que han dado lugar a su método, el método Ferrerós.

Errores y aciertos de los castigos en la escuela

No es fácil llevar un aula con 20 o 30 niños, poder mantener un equilibrio y armonía en la clase para que todos los alumnos atiendan y aprendan puede resultar complicado en ocasiones.

El castigo a los niños. Consejos prácticos en vídeos

El castigo a los niños es efectivo en determinadas situaciones, pero debemos saber cuáles son y cómo aplicarlo. Los padres deben poner límites a los niños, de esta forma se pueden corregir algunas malas conductas y conseguir, por ejemplo, que hagan los deberes.

El castigo. ¿Es necesario?

Es posible educar a los hijos sin aplicar castigos. La clave reside en establecer cuáles son los límites con firmeza. La psicóloga infantil, María Luisa Ferrerós es autora del libro ¡Castigado! ¿Es necesario?, donde propone alternativas educativas ingeniosas y eficaces al castigo infantil. Sus recomendaciones para educar a los niños se plasman en una serie de consejos prácticos, que han dado lugar a su método, el método Ferrerós.

Castigos o consecuencias educativas: ¿qué es lo que funciona?

El castigo convencional basado en 'te quedas sin jugar a la play, sin ver la tele o sin salir...' ya no tiene casi ningún efecto en los niños. La psicóloga infantil Mª Luisa Ferrerós, autora de libro ¡Castigado! ¿Es necesario? reconoce que ese tipo de castigos no cuestan ningún esfuerzo al niño y no tienen relación directa con lo que ha hecho mal y, por tanto, más allá de la sanción puntual, no son de utilidad para corregir la conducta del niño en el futuro.

12 ››

Página: 1 de 2 (16 Elementos)

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x